Menorca, la isla tranquila

119 playas repartidas en sus más de 200 kilómetros de costa, con aguas cristalinas y, rodeadas por el sendero de gran recorrido (GR 223) también, conocido popularmente como Camí de Cavalls, ocultan los rincones más bellos de la isla de Menorca. La isla posee gran armonía entre paisaje y paisanaje. Menorca ha sabido preservar y poner en alza el saber hacer de los oficios tradicionales como la artesanía, la agricultura, o, la pesca. Este conocimiento ha permitido una modernización y crecimiento sostenible en todos los sectores que, al unísono, fomentan los productos y servicios locales ofreciendo una altísima calidad y presentando el máximo respeto hacia las fuentes de recursos naturales que conforman la geografía de Menorca.

Menorca Slow

Está es la filosofía de los locales. Aquí la vida se desarrolla de forma tranquila, sin prisa pero, sin pausa. En Menorca se vive a otro ritmo, se trata de un marcado estilo de vida, lejos del estrés de las principales capitales de la Península como Madrid o Barcelona, un ritmo que va en sintonía con la naturaleza que conforma la isla.

Comida slow en restaurantes de kilómetro cero, inversiones en hoteles boutique con la consiguiente rehabilitación de edificios señoriales en ruinas, reciclaje de neumáticos para la fabricación de la suela de calzado (abarcas), reciclaje de las piedras extraídas de los campos para construir muros de Paret Seca …

 Menorca: te acepta o te rechaza

Te acepta o no te acepta y es que, cuentan los locales y, también los foráneos que, la isla puede percibir tu energía, así, si no eres dign@ de ella, se complicará el asunto de la casa, el trabajo, las amistades… pero, si tu energía es limpia tendrás la oportunidad de disfrutarla con los cinco sentidos y este ha sido mi caso.

En la distancia ya conseguí el trabajo, así que atraqué en la isla con una firme oferta laboral y a los cuatro días encontré vivienda cercana a mi puesto de trabajo. Todo me vino rodado y es que, no se debe perder el tiempo en cosas que son demasiado complicadas o se tuercen mucho. La isla me aceptó y ahora puedo compartir mi camino contigo.

Mucho más que razones para visitar Menorca

1. Las puestas de sol

Algunos de los mejores lugares para maravillarte durante este momento son:

  • Faro de  Artrutx

La antigua casa de los fareros ha pasado a ser un restaurante donde podrás tomarte una bebida bien fresquita para despedir al sol.

Ultra conocida y muy transitada pero, realmente, merece la pena pagar los 10€ que cuesta la entrada para disfrutar de la  puesta del sol cayendo directamente en el mar, buena música y una bebida. La entrada es válida desde las 15:30 hasta que el sol se esconde e incluye una consumición.

En la otra banda del puerto de Mahón se esconde este pequeño secreto menorquín. Se trata de un edificio en el mar que conecta con tierra mediante una lengua de cemento. Esta casa pertenece a la Marina de Menorca y, actualmente, S’algar Catering y Eventos posee la concesión del espacio. En este lugar, próximo a la casa de la periodista Mercedes Milá, solían hacerse fiestas privadas donde el anfitrión era el multimillonario Richard Branson. Los lugareños cuentan que, tras el fin de la concesión de la casa y no poder aterrizar en Mahón con su jet privado, por encontrarse cerrado el aeropuerto, Richard mostró tal enfado que vendió todas sus pertenencias en la isla y jamás volvió a aparecer.

Desde el Venecia Lounge, los atardeceres son de distintos colores: anaranjados, morados, rosas… Además, tendrás la opción de presenciarlo en una de las tumbonas del pantalán, viendo multitud de aves, escuchando el sonido de los saltos de los peces, e incluso imaginando que flotas con los pulpos que se encuentran debajo del mar.

menorca sunsets

  • Hola Ola Mediterranean Beach

En Cala Blanca se encuentra este rincón donde hipsters, hippies y rokabillies  comparten un espacio con bancos y sombrillas de madera, coloridas sillas y esterillas a disposición popular para ver la mágica puesta de sol. Música en directo, Dj’s, proyecciones documentales y ricos cockteles para despedir el sol de una forma muy amena.

  • Faro de Punta Nati

Coge la cesta de picnic, ideal para una cita romántica. Prepárate  para presenciar uno de los atardeceres más bonitos de Menorca. La carretera que se dirige hacia el faro, parece infinita, y se presenta un paisaje de cierta aridez debido a la influencia de la Tramontana.

Uno de los atardeceres más populares de la isla se encuentra en este beach club de las playas de Fornells. Cocktail en mano y a disfrutar de la puesta de sol en uno de los locales más conocidos en Menorca por sus atardeceres.

  • Monte Toro

Es el punto más elevado de Menorca con 358 metros de altura. En los días despejados puede obtenerse una magnifica panorámica de toda la isla e incluso de la vecina Mallorca. Allí se encuentra el Santuario de la Virgen del Toro perteneciente a la orden franciscana.

2. Camí de Cavalls

Ruta circular de gran recorrido (GR 223) que rodea todo el litoral de la isla menorquina con un total de 185 kilómetros, divididos en 20 etapas. El origen de estos caminos de distintas dificultades se baraja alrededor de 1330 cuando se dictaminó mantener caballos armados entre las torres de vigilancia, los fuertes y cañones para defender la isla de posibles ataques. Se trata de un camino imprescindible para los amantes del senderismo en el que podrás llegar a rincones de la isla únicamente accesibles a pie. Algunas de las mejores etapas son:

  • Cala en Porter – Binissafúller

Tramo de 11,8 kilómetros y dificultad baja. Se puede recorrer en cuatro horas y media. Atractivos: barrancos y unas 100 cuevas prehistóricas utilizadas como necrópolis durante la Edad de Bronce. Estás cuevas están bañadas por una piscina natural (especialmente cuando sopla viento norte) de agua salada.

playasmenorca

  • Binime-là – Ets Alocs

Tramo de 8,9 kilómetros y dificultad alta debido a la cantidad de pendientes que hay que superar. El tiempo estimado es de cinco horas. Atractivos: pasa por Cala Pregonda y Cala en Calderer. Lo más recomendable es acabar tomando una cervecita en el bar de Binime.là.

  • Artrutx – Cala en Turqueta

Tramo de 13,3 kilómetros y dificultad baja. El tiempo estimado es de cuatro horas y media. Atractivos: Arenal de Son Saura y Es Talaier. Muy importante que lleves el bañador para ir haciendo paradas.

  • Favàritx – Arenal d’en Castell

Tramo de 13,6 kilómetros y dificultad media. Se estiman unas cinco horas de caminata. Atractivos: playa de en Caldés, S’Esclusa, las salinas de Mongofre, observación de flamencos, cormoranes y garzas.

3. Hacer el hippie en sus tremendas calas

Algunas de las más bonitas son:

  • Macarella y Macarelleta (Ciutadella)

Se trata de dos de las playas que se han hecho famosas a raíz de los anuncios de Estrella Damm. Macarella era una playa nudista, hoy en día está masificada y ha perdido esa tranquilidad que poseía antaño pero, sigue siendo igual de bonita. La playa cuenta con el Bar de Susy. Macarelleta es muy parecida, más pequeña y muy apreciada como playa nudista.

  • Cala Pregonda  (Es Mercadal)

De arena roja y agua totalmente cristalina. Ha sido portada de dos discos de Mike Olfield.

  • Cavallería (Es Mercadal)

Famosa por los baños de barro. Hasta la actualidad los turistas la visitan para embadurnarse con su arcilla natural pero, hoy día se está advirtiendo de que está acción erosiona la base de los acantilados generando inestabilidad en las partes superiores. Es importante hacer un uso razonable de los recursos naturales.

  • Cala en Tortuga (Mahón)

Llamada así porque justo detrás de la playa hay una laguna donde habitan muchas aves y tortugas.

  • Cala Presili (Mahón)

Es una de las playas imprescindibles que hay que visitar en la isla. Entre su vegetación destacan las flores digestivas como la manzanilla.

  • Cala Parejals y Pardals (Ciutadella)

A pesar  de que la distancia que hay que recorrer para llegar hasta ella no es muy grande, no son playas muy concurridas, se esconden como un pequeño secreto en Menorca. La primera no está siempre presente, depende de las mareas y en la segunda está bajando las escaleras de la caseta donde un vecino ocultaba su barca que utilizaba para hacer contrabando.

  • Cala En Brut (Ciutadella)

No tiene casi playa, son solariums en roca pero, sin duda, lo que realmente vale la pena es la zona de baño, ideal también para practicar snorkel. Fondos de arena blanca y escaleras para subir a las rocas.

4. Los pueblos pesqueros

binibequer

  • Binibèquer vell

Se trata de un pueblo blanco con antiguas casas de pescadores y estrechos callejones que parecen pasos laberínticos. Si te gusta la fotografía es tu lugar ideal. Además las callejuelas finalizan en plazas y patios con tiendas de souvenirs y restaurantes en los que podrás degustar pescados y mariscos de la zona.

  • Fornells

Si te gusta la langosta, tienes que ir a este pueblo pesquero de Menorca. El plato típico es la caldereta de langosta. Fornells es el lugar de la isla donde mejor cocinan este crustáceo.

5. El vino

Durante los últimos años, se ha ido tejiendo una importante red de bodegas que luchan por recuperar la tradición vitivinícola que la isla tenía antes de la primera dominación británica, s. XVIII. Si eres amante del buen beber y comer, aquí te propongo una serie de espacios donde podrás conocer y degustar las distintas variedades de vino por las que apuesta Menorca.

Durante una hora de recorrido podrás visitar la viña, la bodega donde conocerás las diferentes fases de elaboración del vino y, también realizarás una cata  para entender los diferentes matices de cada vino. El precio de la visita es de 10€ y requiere reserva previa.

En este espacio además de vino también elaboran queso. Las visitan son los sábados a las 10h bajo previa reserva. La visita incluye degustación de vino y queso.

6. Los bares cuquis con música en vivo para el tardeo

Como lees aquí en Menorca no es la noche, aquí se lleva el tardeo, se empalma afterwork con la madrugada. En estos locales también podrás comer y/o cenar. Te cito lugares clave para que lo pases genial.

  • Paput (Mahón)

En el puerto de Mahón. Su comedor, al aire libre, está hecho con materiales reciclados, sillas de madera que parecen de antigua aula de colegio, asientos con palés, y la cabina del Dj en la carrocería de un vehículo clásico.

Vermuts, comidas, conciertos y cócteles. Un antiguo convento rehabilitado y que hoy alberga una serie de espacios y equipamientos culturales.  Visita obligada en tu escapada a Menorca.

  • La Margarete (Ciutadella)

Entre las callecitas de Ciutadella se encuentra este pequeño jardín con mucho encanto donde podrás animarte con la programación durante toda la temporada de verano.

7. Los Jaleos de las fiestas populares

JALEO

Los protagonistas de las fiestas veraniegas de Menorca son los caballos sementales, normalmente, de raza menorquina. Los caballos desfilan al son de música por las calles de los pueblos y ciudades durante las fiestas populares mientras los asistentes tratan de tocarles las patas.

 

¿Todavía te has quedado con ganas de saber más? . Déjame tu comentario diciéndome que más quieres saber sobre Menorca.

 

 

 

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo
Carmen - junio 24, 2018 Contestar

Qué barbaridad de lugares para ver y cosas que hacer en Menorca. Siempre he oído hablar maravillas de la isla pero todavía no he tenido ocasión de visitarla, solo conozco Ibiza y me encanta. Me guardo tu guía para cuando pueda ir y así no perderme nada.
Un abrazo

Cristina Rodríguez - junio 22, 2018 Contestar

Gracias por mostrarnos esta isla, me han dado ganas de ir ya mismo. Hace unos años estuvimos a punto pero no pudimos.
Un abrazo.

jordi (milviatges) - junio 22, 2018 Contestar

Me encanta Menorca. Es mi preferida entre las islas baleares. Sin embargo, no he visitado jamás la Cova d’en Xiroy y su famosa puesta de sol, de manera que solo por esto ya espero regresar.
Algo que me gusta en la isla es visitar alguna quesería de Queso de Mahon. Lo recomiendo.

    Sara Cristina Espina - junio 22, 2018 Contestar

    Hola Jordi,

    ¿Te acuerdas de cómo se llama la quesería?. Me encantaría visitarla.

Escríbeme: