Sureste francés: A través del arte contemporáneo

Francia ha sido, desde principios del siglo XX, uno de los centros mundiales de creación de arte contemporáneo. Desde las primeras vanguardias con el Fauvismo de Matisse,
hasta las tendencias actuales, como la figuración narrativa de Erró.

Arte contemporáneo y arte moderno son dos términos que comenzaron siendo diferentes, pero, hoy en día, se utilizan indistintamente para hablar de un mismo concepto, el arte actual. La noción de arte moderno es estética, no cronológica. Un movimiento que se caracteriza por la ruptura con el academicismo de los modelos tradicionales y se redirecciona hacia la búsqueda de nuevas formas de expresión. Su existencia esta íntimamente relacionada con el Salón de Otoño de Paris realizado en 1905.

Nombres como los de Matisse con el Fauvismo; el escultor Rodin, apelado como <<el primer moderno>> con sus esculturas: La edad de Bronce y El pensador; el pintor Cézanne, con sus obras que establecen las bases de la concepción artística actual, o el pintor Renoir, con sus pinturas de cuerpos femeninos en paisajes; han marcado la evolución de la historia del arte.

Emana de todas partes

La herencia de los participantes del Salón de Otoño de París ha llegado a nuestros días, mostrando ante nuestros ojos, una nueva esfera donde los artistas crean un arte cada vez más democratizado y, donde los jueces somos los espectadores.

Nuevas generaciones de artistas surgen a nuestro alrededor y, con ello, nuevos espacios destacados por su toque minimalista, donde la obra es el elemento protagonista. Se trata, en muchos casos, de la reutilización de un edificio preexistente como es el caso del Laboratorio Artístico Internacional de Tarn (L.A.I.T.), en Albi. Se ubica en
un antiguo molino, allí, la sala de exposiciones ocupa las plantas principal y baja, que durante el invierno queda inutilizada debido a la crecida del río Tarn, afluente del Garona.

El museo Réattu es un edificio construido como casa urbana de un comandante en el siglo XV.


Gran Priorato:El museo Réattu de Arles fue el lugar escogido como refugio por los caballeros de La Orden de Malta. Allí, podrás conocer en detalle su historia.

El edificio cuyo uso era de prisión, pasó a ser El Museo de Arte Moderno de Céret.

La Panacée es un centro ubicado en los antiguos hospicios de la ciudad de Montpellier.

Otros edificios, sin embargo, son de reciente construcción. Se trata, habitualmente, de enormes muros de cemento, en el caso de L’Aspirateur, El Centro Regional de Arte Contemporáneo de Sète; y, también, de
edificios específicamente creados para establecer un diálogo entre la obra y arquitectura en el caso del Museo de Arte Contemporáneo de Nìmes, Carré d’art, diseñado por Norman Foster.

Obras con mucha carga emocional

A lo largo de mi itinerario he visto obras como las de: Jeanne Susplugas con «All the world’s a stage«, que te invita a pensar en profundidad sobre nuestros patrones de comportamiento social y sobre las adicciones que hacen que la vida sea más soportable; las de Erró que te llevan a observar los pequeños detalles. Erró es un artista especializado en la figuración narrativa, que realiza denuncias contra la guerra, la indignación política y las imágenes propagandísticas, reciclando documentos de prensa y tiras de cómics.

En la obra «Helpless», de Pierre Ardouvin, múltiples instalaciones, dispositivos sonoros y esculturas te llevan a comprender la diversidad de una práctica que surge a través de las fisuras entre la memoria colectiva e individual. «Nuage« es el nombre de la exposición compuesta por 120 obras de 57 artistas, una representación del ciclo de la vida.

Estos artistas sólo son una pequeña parte de los que han pasado por los espacios de mi selección, pero esto es, simplemente, mi visión viajera, la definitiva, la pones tú.

“No existe una teoría en sí, sino, sólo modelos filosóficos, métodos teóricos, intervenciones críticas, diferentes recursos empleados de diferentes maneras y en diferentes circunstancias, uno puede escoger en función de su formación e intereses”. Hal Foster.

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo

Escríbeme:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *