Workaway Nepal: permacultura en Reep Republic

Cuatro horas de viaje en minivan, pánico en un autobús con ruedas de tractor que se precipita cada día entre los estrechos caminos, tipo cortafuegos, de las laderas montañosas de Gorkha en Nepal, compañía viajera provista de plumas y pico, y un trekking de montaña con una duración de unos 30 minutos, son el tipo de pruebas a modo de Gymnkhana que fui superando para empaparme de una experiencia única de voluntariado en la aldea de Patiswara.

Decidí hacer el voluntariado en mi segundo día de llegada a Nepal para poder empaparme de la cultura local. Tenía todas las instrucciones perfectamente anotadas para llegar a la aldea de Pastiswara, tierra de la Artemisa,  en mi libreta pero resultó ser un juego de pruebas que tuve que ir superando debido a que:

  1. No estaba familiarizada con las taquillas de los autobuses regionales.
  2. No sabía qué aspecto tenían las estaciones de autobuses que utilizaban la población local.
  3. Me tocó un taxista que no comprendía bien la lengua inglesa.
  4. No hablo nepalí.

Las pruebas no fueron muy difíciles de vencer puesto que, cada vez que me encontraba con una dificultad, siempre aparecía una persona dispuesta a ayudarme y sacarme del embrollo. Como dice Maki “la paciencia es la clave de todo“. Tras unas 12 horas de peripecias llegué a la aldea de Patiswara donde mis anfitriones que, más tarde resultaron convertirse en mis amigos, estaban dispuestos a enseñarme su modo de vida.

REEP REPUBLIC NEPAL

Maki, Bikash, Sonam, Kamvai, Rojan y Bange Vai son un grupo de jóvenes que están desarrollando un modo de vida sostenible en las colinas de Patiswara, un pequeño pueblo Gurug situado en el distrito de Gorkha, Nepal. Son agricultores de subsistencia que producen la mayor parte de lo que necesitan para mantener su residencia en la aldea. Sin embargo, hay artículos como ropa, queroseno y papel que tienen que comprar, para ello, venden directamente al consumidor una serie de productos. Han sabido romper con el paradigma al que se enfrentan muchas poblaciones aisladas donde se envía a un miembro de la unidad familiar al extranjero para conseguir ingresos. En 2015 empezaron a producir y comercializar aceite de Artemisa y, desde entonces, han ampliado su gama de productos, desde jabones, a mermeladas y café orgánico. Sus productos también se venden clínicas naturales de salud.

Además, en Reep Republic se dedican a la investigación de la agricultura perenne y a la asociación de cultivos, debido a la eficiencia y la disminución de la carga de trabajo para el agricultor.

VIDA DIARIA DE UN WORKAWAY

Mi primer día en el huerto fué arrancando raíces de malas hierbas con las manos rodeada de bichos, pensé que no aguantaría muchos días así, pero me equivoqué y vencí a mi mente. Cada día en la granja era diferente, nos levantábamos a las 7:30 y desayunábamos en abundancia. Tras un desayuno de reyes procedíamos a la tarea diaria que podía ser cultivo de patatas, cardamomo, tostar el café orgánico, etc. A las 12:00, los chicos preparaban el almuerzo para los voluntarios y disponíamos de un tiempo de descanso, para continuar con alguna labor más libiana una o dos horas más durante la tarde. A veces, en las tardes, destilábamos el aceite de la artemisa o, también, alcohol para fabricar cerveza artesanal. Cada familia destila su propia cerveza en la aldea y la marihuana está por todas partes, crece de forma salvaje. a las 18:00 caía la noche y llegaba la hora de la cena.

Durante los siguientes día pase a ser la hermana mayor, Didi. Los chicos me enseñaron grandes secretos de la agricultura. Bebía agua de una cascada, comía con las manos, me duchaba con cubos de agua fría, en general, volví en cierta medida a los orígenes.

workaway nepal (1)

LAS PLANTAS MEDICINALES

Durante mi estancia en la aldea aprendí muchas cosas acerca de la naturaleza, así como el por qué de utilizar ciertas especies en la alimentación asiática, y es que, en muchos casos la falta de condiciones higiénicas se suple añadiendo antibacterianos naturales a los alimentos. Me hablaron de plantas medicinales que ayudan a mejorar la salud de las personas dotándonos de herramientas naturales para la lucha contra enfermedades. Algunos ejemplos son:

  • La Moringa: planta de la que se aprovecha todo y tiene 15 usos medicinales comprobados en estudios científicos. También se le conoce como el árbol de la vida.
  • Mucuna Prurien, Velvet Bean o Frijol aterciopelado: es una leguminosa exótica que tiene extensos racimos de flores purpúreas y vainas de pelo. Se han utilizado en la medicina ayurvédica desde hace mucho tiempo para tratar con gusanos, disenteria, diarrea, mordedura de serpiente, impotencia, diabetes o cáncer…
  • La Maranta: de alto valor alimenticio y procedentes de centro y sudamérica. Muy utilizado por mayas y aztecas. Se le atribuían propiedades afrodisíacas.
  • Lemon Grass o citronela: se trata de una planta perenne que se parece al puerro o ajo tierno, desprende un agradable aroma a limón y lo más importante de todo, es un repelente de mosquitos natural. Allí lo preparábamos en infusiones y la verdad que funcionaba bastante bien, a los mosquitos no les gusta esa acidez que desprende tu piel tras beber la infusión.
  • Tamarindo: es un árbol tropical originario de África. En Filipinas sus hojas son mezcladas con té para reducir la fiebre causada por la malaria, también se utiliza como medicamento ayurvédico para aliviar problemas de digestión o estomacales. Antibacteriano natural.
  • Artemisa: se utiliza para eliminar los parásitos intestinales, para aliviar los problemas respiratorios asociados al cáncer de pulmón.

TRIBU DE LOS GURUNG

Los Gurung son una etnia que emigró de Mongolia en el siglo VI y se instaló en las regiones centrales de Nepal. Practican el Budismo tibetano así que no están acogidos al sistema de castas del Hinduísmo. Son unos 500.000 en el mundo, muchos han salido al extranjero pero los que quedan, como los habitantes de Patiswara, intentan preservar su cultura y tradiciones. Muchas familias Gurung, sin embargo, tienen otra importante fuente de ingresos – las pensiones de miembros de la familia que están o han estado en el ejército -. Entre ellos se encuentran los legendarios luchadores del Regimiento Británico Gurkha, quienes fueron galardonados con la Cruz Victoria (la mayor condecoración militar) por su valentía. De hecho los Gurung son reconocidos por su papel como soldados Gurkha, haciendo contribuciones en lugares como Europa durante las dos guerras mundiales, en Birmania, Malasia, Islas Malvinas, África e India.

CÓMO LLEGAR:

Desde Katmandú: taxi a Ganga Hall, unas 100 rupias por kilómetro. Allí encontrarás un parking lleno de todo tipo de vehículos, debes preguntar por ticket para Gorkha Bazaar. Se trata de un servicio de minivan que sale a las 6:30 o, más bien, cuando se vendan todas las plazas, cuesta 235 rupias  y es un trayecto de unas seis horas de duración. Los asientos son muy reducidos por lo que si llevas mucho equipaje te recomendaría viajar en un autobús más grande. Al llegar a Gorkha debes dirigirte a una parada de autobuses locales, concretamente, para llegar al poblado solamente te servirán los autobuses de Fujel bus a las 14:30. En el autobús no mires a los laterales y no te duermas porque corres el peligro de desnucarte. Pregunta a las personas cual es la parada en la que debes bajarte, calcula que, si no hay barro en el camino, son unas tres horas de viaje. Al bajarte pregunta por el nombre de la persona de contacto y te indicarán porque, en los pueblos, todos se conocen. Trekking de subida de una 30 minutos y llegarás a tu destino.

https://reeprepublic.com/

Si tu también quieres vivir una experiencia como la mía suscríbete aquí

 

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo

Escríbeme: