Norte-Paso de Calais: qué comer y beber

Ya sabes de buena tinta que el país vecino posee una gran tradición gastronómica y su cocina está reconocida mundialmente por la variedad y exquisitez en sus platos. La gastronomía es muy heterogénea a lo largo de sus 13 regiones. Esta pluralidad de recetas gastronómicas goza de una gran reputación internacional que ha hecho que la cocina francesa sea la única en Europa junto con la gastronomía mexicana que ha sido incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde 2010.

Norte-Paso de Calais es la región situada más al norte de Francia, punto de conexión con Inglaterra a través del Canal de la Mancha, fronteriza con Bélgica e influenciada por la cultura Flamenca, de ahí que muchos de sus platos tradicionales procedan de recetas belgas o que la elaboración de cerveza sea más usual que el cultivo de la vid. Tal es así, que esta región es la que posee mayor número de cervecerías en toda Francia y la segunda en producción de cerveza: negra, ambarina blanca…

Para comer

Norte-Paso de Calais posee una gastronomía influenciada por la cultura flamenca, debido a su posición fronteriza y, también, Polaca en su interior, donde la existencia de una gran cuenca minera en activo durante tres siglos, del año 1700 hasta mediados del siglo XIX, atrajo a muchos polacos en búsqueda de empleo.

Algunos de los platos más famosos son:

“Carbonnade de boeuf a la Flamande”

Se trata de carne de ternera estofada con mucha cebolla y cerveza negra durante varias horas. para acentuar el sabor de la salsa se suele azúcar moreno, mostaza y poco de vinagre, con lo que se consigue un efecto potenciador del sabor agridulce del plato.

El mejor lugar para degustar esta especialidad es el Estaminet, el bar, también café, donde las personas hacen la vida social diaria. Un punto de encuentro para los habitantes de la localidad. Si eres de Asturias o has estado allí, es lo más parecido al ambiente en una sidrería.

CarbonnadeFlamande

Carbonnade Flamande maridada con cerveza Chimay Bleue en Le Petit Barbue d’Anvers

“La Frite”

A simple vista pueden parecer las comunes patatas fritas que encuentras en cualquier puesto ambulante y/o hamburguesería, pero ¡ay de ti como se lo comentes a algún lugareño!, no te cortarán la lengua de milagro 😉 . La Frite acompaña a prácticamente a todos los platos, mejillones, estofados…, y son el bocado perfecto para cualquier ocasión: la frite del fin de semana, para compartir entre amigos, la frite de todas las fiestas, la frite de las vacaciones… Hay que dar salida de alguna manera a una producción, tan solo en esta región,  de más de dos millones de toneladas al año.

lafrite

La Frite de la precena en un puesto callejero de Lille.

Son crujientes por fuera y blandas por dentro, para conseguir esta textura se cocinan en dos tiempos. El corte de la patata debe ser de un centímetro de espesor como máximo y el aceite en el que se fríen debe ser de grasa de ternera (no aptas para aquellos con problemas de colesterol).

Tadicionalmente, los puestos donde se solían vender estas patatas eran las Baraques, barracas que actuaban como lugar de socialización entre las gentes. Hoy en día quedan unas 300, situadas en las periferias de las ciudades y para preservar está cultura se ha creado la asociación “L’internationale Phriturationniste” .

burguermaroilles

Hamburguesa con queso Maroille en el restaurante La Dinette, Lille

Queso Maroilles

Único queso en el norte de Francia que cuenta con Denominación de Origen Protegida.  Se trata de un queso de leche de vaca, pastoso, muy apestoso, pero si realmente eres un/una amante de los quesos, sabrás apreciar su exquisito sabor.

Para beber

Cerveza

Existen más de 1900 cervecerías en el norte del país y alrededor de 50 se localizan en Norte-Paso de Calais.  Esto se traduce en que en esta región, hay aproximadamente unas 30 compañías que distribuyen más de 100 cervezas diferentes.  La producción de cerveza es una actividad estrechamente vinculada con la historia y la arquitectura de aquellos lugares donde se ha instaurado.

A partir del siglo XIII, las abadías y las granjas pierden la exclusividad en la producción de cerveza, es en este momento cuando se produce una expansión de la industria cervecera en el norte de Francia. Un claro ejemplo de este desarrollo lo encontramos en Lille, en el barrio de los Molinos, un conjunto de edificios, hoy rehabilitados en centros de creación artística, donde, en el año 1815, 24 fábricas de cervezas llegaron a producir alrededor de 160.000 hectolitros de cerveza.

L’Échappée Bière es una agencia especializada en la organización de tours y todo tipo de eventos relacionados con la cerveza. En nuestro viaje, nos ofrecieron una cena y tuvimos la oportunidad de realizar un maridaje con distintas cervezas en un restaurante situado en una bonita y transcurrida plaza de Lille, “Le Petit Barbue d’Anvers”. El personal es muy amable y el local posee una terraza con un ambiente muy juvenil. Con el paquete de la cena te entregan un panfleto para que realices una gymkhana buscando edificios históricos y degustando cerveza en distintas cervecerías, muy interesante si dispones de tiempo para hacerlo.

Vino

A pesar de que en esta región la producción vinicola no está tan desarrollada como en otras regiones francesas, no debes irte sin saborear aromáticos vinos en emplazamientos poco comunes, como en Le Channel, un centro de arte de la población de Calais, con distintos edificios entre los que se encuentra el restaurante Le Grand Table du Channel. Algunos de los vinos que podrás encontrar aquí son:

vinos

Le Petite Perriere con aroma de vainilla y violeta, St Nicolas de Bourgueil con aroma floral y afrutado, y Les Magerans, un poco más fuerte que los anteriores, entre otros.

Y de precio no está mal, disponen de una especie de fórmula que puede consistir en principal, bebida y postre por unos 18€.

Café Gourmand

cafegourmand

Aunque sea originario de París, si vas a Francia y no tomas un Café Gourmand de postre, no habrás estado allí. Consta de un café, normalmente con nata, distintos dulces y frutas, en función del lugar donde lo tomes.

Citas Gastronómicas

La Braderie de Lille

Se celebra el pimer fin de semana de septiembre y consiste en una jornada donde se realizan distintas actividades, entre ellas un medio maratón, venta de antigüedades en puestos callejeros, pero lo más importante:

Un concurso donde los restaurantes compiten por elevar una montaña, lo más alta posible, delante del local y compuesta por cáscaras de mejillones.

Según datos de la página oficial de la fiesta, durante esta festividad se consumen más de 500 toneladas de mejillones y, en consecuencia, 30 toneladas de patatas fritas.

 

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo

Escríbeme: