Le Flow: un paraíso para los amantes del Hip Hop

En el corazón de la ciudad de Lille laten los ritmos más actuales del momento, se trata de una cultura urbana subyacente: el hip hop. Con 2500 metros cuadrados de esparcimiento para artistas,  Le Flow , Centro Euroregional de Culturas Urbanas, se ha consolidado como el primer y mayor centro de Europa dedicado al soporte y acompañamiento de artistas en las disciplinas relacionadas con el hip hop: danza y graffiti.

Lille situada al norte de Francia, en la región del Norte-Paso de Calais, ha sabido reinventarse a si misma. Tras haber sido destruida por dos Guerras Mundiales y vivir la depresión económica provocada por el Crack del 29, hoy, Lille ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos dotándose de nuevos equipamientos e infraestructuras turísticas y culturales. Fruto de esta apuesta por la cultura, Lille fue nombrada en 2004 Capital Europea de la Cultura, lo que transformó la imagen de la ciudad y dio un empuje real a la región. Es así como fábricas abandonadas y antiguas estaciones destinadas al transporte de mercancías se convierten en centros culturales.

Le Flow: reconversión industrial

Le Flow está situado en el barrio de los Molinos de Lille, concretamente, en la Maison Folie de Moulins, en el islote formado por tres calles: Rue d’Arras, Dupetit-Thouars y Fonteroy, conocido como la “Avenida Cultural” por la gran cantidad de espectáculos y conciertos que ofrecen al vecindario.

La Maison Folie de Moulins fué desde el siglo XIII y hasta el siglo XIX un edificio dedicado a la fabricación de cerveza, llegando a producir en 1891

22.000 hectolitros de cerveza por año.

maisonfolieDebido a que eran necesarias grandes inversiones para modernizar la producción, en 1934 la fabrica cervecera cerró sus puertas para convertirse en 1952 en una fábrica de muebles que duró hasta los 90. Salvada de ser derruida en 1997 para un ensanchamiento de la calle Dupetit-Thouars, La Maison Folie de Moulins es rehabilitada en 2004 para convertirse en una fábrica, pero, en esta ocasión, de culturas. Es en este emblemático edificio, donde Le Flow, nacido como conservatorio de hip hop en 2007 y abierto al público en 2014, comparte instalaciones con dos escenarios para exposiciones y un taller de trabajo para artistas locales.

Más que un Espacio de Creación

Le flow es un claro ejemplo de rectivación de un área en declive industrial transformada para la dinamización y democratización de la cultura, destinada a todos los públicos, donde tanto vecinos como artistas locales, nacionales e internacionales son partícipes de diversas propuestas culturales.  Se trata de un centro que es al mismo tiempo residencia de artistas y escenario de difusión de espectáculos que permite unir a la población local con la creación de artistas y la difusión de obras para el vecindario y sus visitantes.

El centro cuenta con cuatro niveles divididos en distintos espacios:

– El hall y la sala de espectáculos con capacidad para 200 personas sentadas y 600 de pie.

– Una planta dedicada a la música con 2 estudios de 24 metros cuadrados y un estudio de grabación de 49 metros cuadrados.

– Una planta destinada a residencia de artistas, oficinas y una sala de catering.

– Un nivel dedicado a la danza con un escenario de 113 metros cuadrados y un estudio de ensayo de 36 metros cuadrados.

Terraza

Terraza

– Un último piso designado a las artes plásticas y al graffiti con un taller panorámico de 200 metros cuadrados, que tiene acceso a la terraza, con un muro exterior, especialmente, lleno de graffitis.

 

Además, Le Flow tiene la intención de convertirse en la primera biblioteca en Europa dedicada al hip hop y a la disciplinas relacionadas con esta cultura.

 

Exposiciones Pluridisciplinales

Le Flow tiene anexos dos espacios dedicados a exposiciones temporales de artistas con la intención de promover y favorecer el acceso a la cultura a todo el mundo. He aquí un ejemplo de una de las exposiciones acogidas:

CityScan

Una exposición ha querido mostrar la mirada de cuatro artistas y agrupaciones de habitantes sobre el entorno urbano, con una mirada, meramente, subjetiva. La exposición contó con diferentes áreas distribuidas de la siguiente forma: cityscan3

We own the night: mujeres que han dado su punto de vista de la calle durante la noche.

– Video creado específicamente para la exposición que cuestionaba el pasado, presente y futuro del barrio de los Molinos. (Goupilsamba).

– Observación y referencia de un sujeto particular (Benjamin Barreau).

 

Para más información acerca de Le Flow click Le flow

Os dejo el vídeo de inauguración del CECU, así, también conocido Le Flow:

Espero que te haya gustado esta entrada, te animes a visitar el Norte de Francia y recorras estos rincones industriales que han sido rehabilitados en fascinantes centros artísticos.

 

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo
Dani A.F. (Viatges Pedraforca) - julio 2, 2015 Contestar

Tengo muy buenas referencias de Lille y de los “Chetis” (creo que se escribe así). Estuve hace muchos, pero que muchos años (más de 20) y me encantaría volver.
Un abrazo

Dani

    Sara Cristina Espina - julio 4, 2015 Contestar

    Jeje, totalmente recomendable, tienes que volver porque desde su candidatura a capital europea de la cultura en 2004, la ciudad ha pegado un cambio muy positivo, han hecho una gran apuesta por la cultura. Ahh y se escribe Ch’tis 😉

Miryam - julio 2, 2015 Contestar

Francia me encanta y eso que he visto cuatro cosillas (bueno suficiente para saber que me gusta). Pero esto que nos cuentas de las fábricas antiguas y estaciones abandonadas rehabilitadas para fines sociales o actividades lúdicas me parece una mega super idea!!! Ojalá otras ciudades, a su estilo, siguieran el mismo ejemplo. Saludos

    Sara Cristina Espina - julio 4, 2015 Contestar

    Cierto, y es que, por lo que conozco hasta ahora, en Francia han sabido reinventarse y la clave de su éxito se centra en una fuerte apuesta por la cultura.

Kris - julio 2, 2015 Contestar

Me parece una iniciativa muy interesante!

Ruben Alonso - junio 27, 2015 Contestar

Seguí tu viaje por Lille por redes sociales. La verdad es que me encantan las ciudades que desarrollan proyectos de Street Art y reconversión de espacios. Tomo nota de este destino! :)

Escríbeme: