Barcelona, terrazas y barbacoas

La segunda entrega de Barcelona life style ya está aquí.

Con la llegada del verano, los habitantes de la ciudad plagamos con barbacoas, improvisadas en muchas ocasiones, las azoteas de los edificios. Cada persona suele cocinar algo, llevar su bebida y luego se comparte todo. Hace dos semanas estuve en la azotea del edificio donde viven Viento y Gianluca. Retrocedí en el tiempo gracias al niño del aro, así decíamos en mi pueblo, o también llamado hula hoop.

El baile del hula hoop

Cuando Bea y yo llegamos, allí nos esperaban Carlotta, Carolina, Camila, Gianluca y Viento pero, además, uno de los vecinos de los chicos estaba celebrando su cumpleaños con sus familiares y amigos, así que acabamos haciendo grupo todos juntos. Como por arte de magia apareció un niño con un hula hoop haciendo demostración de sus destrezas. Me quedé observándole fijamente y mis pensamientos comenzaron a viajar en el tiempo, retrocedí a mi infancia, cuando todos mis amigos y yo salíamos a las calles de nuestro barrio a mover las caderas con el aro. A mí no se me daba mal, por aquel entonces sonaba en la radio la canción de la Lambada y yo estaba obsesionada por mover el ombligo igual que las bailarinas del videoclip, así que me pasaba horas practicando. Tras unos minutos out, decidí levantarme y jugar con el niño, no estoy en plena forma pero, gracias a el, pude recordar como se realizaban algunas piruetas.

Ladrón a la vista

Barcelona

Todo iba genial, incluso llegaron a amenizar el violinista y el trompetista que tocan en la plaza del Gótico y junto con Jean Lucca improvisaron un concierto, incluso un rato después nos visitaron aún otros dos músicos más de la escena urbana barcelonesa. La mirada de Viento se vió truncada por la aparición de un nuevo personaje en escena. Yo no pregunté, pero empecé a observar al individuo que venía acompañado por un chico de nacionalidad francesa, su cómplice. Me dí cuenta de que aquel tipo iba bebiendo las cervezas que empezábamos, comiendo todo y apenas sin saludar pero, sin duda, lo que no me dejó indiferente fue la manera de apropiarse de un anillo que alguien había dejado en una mesa. Cogió el anillo y se lo pasó al chico joven francés, lo ví y no me pude callar. Fui a hablar con el chico rubio y le dije que no podía ir así por la vida, le dije que si se alejaba de aquel maleante no tendríamos problema en acogerle, le senté en nuestro círculo y me empezó a contar su historia, digna de Ciencia ficción. Su padre es un mafioso y el otro caco actuaba bajo las órdenes de este. No tenía amigos y había llevado una vida muy dura. Me dió pena y sé que, no es fácil cambiar, pero todo el mundo se merece una segunda oportunidad, ¿tu que hubieses hecho?

Eso sí, si alguno de los individuos se cuelan en tu barbacoa, no les quites ojo, además, el hombre de más edad es conocido por tener episodios violentos.

No te pierdas la próxima aventura 😀

English version: see more

With the summer arrival, citizens, we go the rooftops to enjoy barbecues. Each person usually cook something, bring drinks and then we shared all around. Two weeks ago, I was on the rooftop of the building where Viento and Jean Lucca live. I stepped back in time thanks to ring kid.  Ring as we  said in my town is also called hula hoop.

Hula hoop dance

When Bea and me arrived, Carlotta, Carolina, Camila, Jean Lucca and Viento, they were waiting for us but also one of the boys neighbor was celebrating his birthday with family and friends, so we ended up doing group together. As magically effect, a child with a hula hoop appeared, showing his  skills with the ring. I was watching him intensively and my thoughts began to travel throuhout of the time, I stepped back to my childhood, when my friends and me, we went out to our neighborhood streets to move our hips to the hoop. For that time, Lambada song was playing on the radio and I was obsessed with moving mi hips like videoclip dancers, so I spent so many hours practicing the movement. After few minutes out, I decided to get up and play with the child, I’m not in top form but, thanks to him, I could remember how some tricks.

 Be aware, thief in sight

Everything was going great, even came the violinist and trumpeter, who play in the Gothic square, to entertain and they with Jean Lucca improvised a concert, even a while after,  other two musicians from Barcelona urban scene came. Viento face expression was shocked by the new character appearance. I did not ask, but I began to observe the individual who was accompanied by a boy of French nationality, his accomplice. I realized that this guy was drinking beers we started, eating everything and just without saying hello, but fact whicho impressed me,  was the  guy way for appropriating a ring which someone had left on a table. He took the ring and handed it to the young French guy, I saw it and I could not shut up. I went to talk to the blond boy and told him he could not go through life like that. I sat him in our circle and he started to tell me his story, worthy of Science fiction. His father is a gangster and the other thief was acting under his orders. He had no friends and grown up a hard atmosphere. I was sorry for him and I know it is not easy to change, but everyone deserves a second chance, What would you do?

Of course, if any of the individuals slip on your barbecue, do not take off your eyes from them, in addition, the older man is known to have violent episodes.

Next adventure is coming soon.

Sara Cristina Espina

Guía oficial de turismo del Principado de Asturias, Coofundadora de El Séptimo Viajero y escritora de viajes en "Travel To Happiness." "Guía intelectual en el sureste francés", primer trabajo como escritora de viajes en El Séptimo Viajero. Resido en distintos lugares del mundo, soy nómada y mi pasión es mi vicio, mi religión, mi motivación: viajar. Mi rumbo: la libertad. Soy una aprendiz viajera, alguien muy sociable que aprende de la experiencia ajena. Me interesa la diversidad cultural, me encanta la naturaleza y el deporte es mi forma de vida.

Déjame un comentario aquí abajo
Laura Fernández (@raponchii) - julio 1, 2014 Contestar

Vaya historia nena jajajaja me meo con el mafioso, a qué gente invitáis a vuestras barbacoas?? Y a mi no me llamáis!! jajajaja Me encanta
PD He leído la historia con tu acento todo el tiempo en mi cabeza XD

RaStiScaR Wazakaka - junio 17, 2014 Contestar

Muy buena atitud, que en alguna ocasion me paso, pero mi memoria fragmentaria tiende a olvidar, y a veces se activa sin razon hablando de “pistoladas”
eres un espejo a veces 😀 me encanta !

Noelia E.G. - junio 15, 2014 Contestar

En serio????sólo tu te puedes encontrar cn un mafioso y ponete a hablar cn él como si nada!!!!aunque no lo sabías cuando empezaste a hblar cn él xo….en serio Cristina???jejejejejeje

Escríbeme: